Delfin_mular_Musel

La Escuela Asturiana de Surf os detalla a continuacin la noticia publicada ayer mircoles, 22 de julio, en el diario El Comercio, en relacin a un delfn atrapado desde hace mas de tres meses entre los diques del nuevo superpuerto asturiano.

Los trabajadores de la obra de ampliacin de El Musel tienen un nuevo compaero desde el pasado mes de abril. Se trata de un delfn listado que entr en la lmina de agua de la obra en compaa de otros diez ejemplares, nueve de los cuales salieron a mar abierta poco despus. Este delfn se qued en la zona de la ampliacin junto con otro compaero, que muri el pasado mes de junio. Desde entonces, permanece solo en la zona de la obra sin que sea capaz de encontrar la salida hacia el Cantbrico y, lo que es peor, los especialistas aseguran que es imposible ayudarle.

Poco despus de que se avistara el delfn, los responsables de la Autoridad Portuaria de Gijn se pusieron en contacto con Cepesma para que se hiciera cargo de los animales y trataran de guiarlos a alta mar. Pero no es posible.

Los grupos ecologistas Maeva, Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y Green han solicitado reiteradamente el rescate del animal, ante la posibilidad de que fallezca, como le ocurri a su compaero. Estos grupos creen que el animal puede tener alterado su snar para salir de la zona portuaria, debido a los ruidos y explosiones propias de los trabajos. De no poder rescatarlo, los responsables de estos grupos consideran que se trata de «una sentencia de muerte» para este delfn.

«Es imposible»

El problema es que «no hay posibilidad humana. Es imposible sacarlo porque se trata de una zona muy amplia y no podemos acorralarlo. La nica solucin es que salga por sus propios medios, lo que tambin es difcil, porque lleva un par de meses solo», asegura Luis Laria, presidente de Cepesma, quien aadi: «Se trata de un lugar donde tiene abundante comida, as que la nica posibilidad es que termine saliendo l».

Laria asegura que se trata de «una circunstancia ms de las obras de El Musel, en las que se producen daos», pero lo extrao es que cuando entraron en la zona los once ejemplares, nueve salieron sin problemas. S hubiera sido factible sacarlos a la mar si, por el contrario, se tratara de un grupo ms grande de delfines, «porque entonces s que los podramos acorralar. Al ser uno solo, se sumerge y se vuelve para atrs. No se mueve de la zona en la que est».
Estrs

Se trata de un ejemplar joven, al igual que su compaero fallecido. Aunque no se le pudo hacer la autopsia, por haber sido recuperado el cadver en un avanzado estado de descomposicin, los expertos comprobaron que «no pareca tener ninguna enfermedad, sino que probablemente muri de estrs». Cepesma no escatima esfuerzos en recuperar estos animales y descarta anestesiar al delfn. «Quienes lo proponen no saben lo que dicen. Si el animal queda inconsciente, se va al fondo y acaba muriendo. Si hubiramos visto la menor posibilidad, lo hubiramos sacado», concluy Laria.

Fuente: El Comercio