El Gobierno estadounidense duda de que la petrolera BP, responsable de la platarforma que caus el vertido de crudo en el golfo de Mxico, pueda controlar el derrame en los prximos das , pese a que la compaa ha asegurado que lograr atajar el derrame “por completo” a lo largo de esta semana. “No estamos al comienzo, llevamos con esto casi un mes, pero tampoco estamos cerca del final”, afirm la secretaria de Seguridad Nacional de EE UU, Janet Napolitano, durante una audiencia en el Comit de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado.

Despus de tres semanas de intentos fallidos de taponar la fuente del vertido, la petrolera BP, responsable de la plataforma hundida, asegur que haba podido insertar un tubo dentro de la tubera rota, a 1’5 kilmetros de profundidad, desde el que puede retirar 1.000 barriles de crudo al da. Las predicciones ms comedidas calculan que el vertido es de 5.000 barriles por jornada, cinco veces mayor de lo que BP es capaz de recoger. El crudo que ha emanado durante los pasados 25 das se mantiene, de momento, hundido en el lecho marino por el efecto de unos disolventes que BP esparce sobre la superficie.

Adems, segn han avanzado esta madrugada fuentes gubernamentales, el presidente de EEUU, Barack Obama , ha decidido crear una comisin independiente mediante una orden ejecutiva para investigar el derrame. En su trabajo tendr en cuenta las investigaciones que ya se han iniciado sobre las causas del vertido y analizar otros asuntos como las prcticas de la industria, la seguridad en las plataformas petrolferas, las normas reguladoras federales, estatales y locales, la supervisin del Gobierno y las normas medioambientales.

Amenaza para Europa

La gran mancha de petrleo, que en su mayor parte se mantiene bajo la superficie marina, podra unirse muy pronto al flujo de la corriente del Golfo , que discurre por el sur de Florida y la costa atlntica de EE UU, hasta Europa. Segn diversos modelos cientficos de prediccin del comportamiento de las corrientes y de los remolinos en el Golfo, la mancha, difcil de avistar con imgenes tomadas a travs de satlites, podra unirse a la corriente de Lazo, que avanza desde la pennsula de Yucatn, en Mxico, a los cayos de Florida, para, eventualmente, cruzar el Atlntico, de forma diluida.

La corriente de Lazo avanza siempre en la direccin de las manillas del reloj, dentro del Golfo, y se conecta a la corriente del Golfo en el sur de Florida, cerca de Cuba. Sin embargo, su trayectoria y forma cambian. En ocasiones discurre muy al norte, rozando las costas de Luisiana, Misisipi y Alabama, y en ocasiones fluye ms al sur. En este momento se encuentra lo suficientemente al norte como para poder barrer pronto el aceite de la plataforma hundida Deepwater Horizon, a 68 kilmetros de la costa de Luisiana.

“Los prximos das sern crticos”, explica la profesora Villy Kourafalou, profesora e investigadora de la Rosentiel School en la Universidad de Miami. “Hay adems, un campo de remolinos que acta de forma impredecible, que podra arrastrar el petrleo a la Corriente de Lazo. Hay muchas variables en juego, pero si el petrleo se une a la corriente, con uno de los remolinos, viajar muy rpidamente hacia Florida. Es una cuestin de circulacin y esa posibilidad ha quedado reflejada en nuestros modelos de prediccin”.

La empresa careca de un plan de actuacin en caso de vertido en la plataforma que explotaba y ha intentado diversas medidas fallidas, como la colocacin de una campana de 78 toneladas sobre uno de los puntos de fuga. La petrolera ha informado al Gobierno de EE UU de que las compensaciones a los afectados no estarn sujetas a un lmite de 59 millones de euros que impone la legislacin norteamericana. Los analistas consideran que los costes de limpieza y las compensaciones podran suponer para BP hasta unos 6.000 millones de euros.

Durante el fin de semana, diversos cientficos revelaron la existencia de unas columnas gigantescas de petrleo en el lecho marino, de hasta 16 kilmetros de largo. Esos bancos de petrleo podran unirse fcilmente a la Corriente de Lazo y, de all, a la del Golfo. “Si la Corriente de Lazo se desplaza hacia el norte, como suele hacer en esta poca, entonces ese petrleo puede acabar fcil y rpidamente en el sur de Florida”, explica Grenville Draper, profesor de Geologa en Florida International University. “El petrleo tambin se dispersar, y seguramente llegara de forma mucho ms diluida a la costa atlntica”.

Noticias relacionadas:

//www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2326
//www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2313
//www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2309
//www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2225
//www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2171

Fuente: El Pais