El pasado domingo 19, realizamos la primera Travesía Invernal de la Escuela Asturiana de Surf, una nueva actividad que ofertamos para todos aquellos que quieran disfrutar de nuestras montañas en invierno y conocer mas a fondo los maravillosos paisajes que nos rodean… y si la nieve lo permite, con raquetas!

Nos dirigimos a Picos de Europa.  Esperábamos que hubiera mucha mas nieve de la que había, pero los días anteriores la lluvia  hizo desaparecer parte de ella. No obstante las montañas estaban preciosas, el paisaje era espectacular y prometía una jornada divertida y para disfrutar , puesto que el día era soleado aunque con bajas temperaturas y algo de viento.

Llegamos a Sotres (1.050m) en el Concejo de Cabrales, uno de los pueblos mas altos de Asturias. Preparamos las mochilas con todo lo necesario y las raquetas de nieve por si hicieran falta  y emprendemos camino un poco antes de la entrada al pueblo, justo en una curva desde donde sale una pista  a la derecha que nos lleva a las Invernales de Cabao (880m).

Desde aquí podemos ver otra pista a la derecha que en una subida de continuos zig zags nos llevaría hasta Pándebano, el principal punto de partida de la  conocida ruta que lleva a la base del Urriellu….Nosotros teníamos otro plan en mente, llegar hasta el Refugío de Aliva, por lo que continuamos por la pista que veníamos siguiendo.

Un poco más adelante dejamos a la derecha la Peña de Fresnidiello (1.477m) , una de las mas  míticas  escuelas  de escalada clásica. Seguimos por la pista , cruzamos un pequeño puente sobre el río Duje hasta llegar nuevamente a un grupo de cabañas de pastores, Las Vegas del Toro o de Sotres.  Justo enfrente se alza el Escamellao (2.068m) y a la derecha de las cabañas se puede contemplar la Canal del Fresnedal y  el Valle de las Moñetas.

Tras una pequeña parada para reponer energías, proseguimos nuestro rumbo, siempre siguiendo la pista principal que a partir de este punto empieza a ser en  ligero ascenso hasta que lleguemos a nuestro destino.

Dejamos atrás el Vao Jurniello y nos adentramos ahora en tierras cántabras.

Al poco de pasar el límite entre Asturias y Cantabria, y siempre en ascenso, el camino ahora discurre por una morrena de un antiguo glaciar que existía hace millones de años y que caprichosamente dejó como recuerdo una gran roca al lado del sendero.

Ya podemos ver a lo lejos el Chalet Real , las Minas de Plomo y Cinc de la Real Compañía Asturiana de Minas y a la derecha, Peña Vieja (2.613m). Nos paramos a contemplar sus paredes y su impresionante vía clásica, «El Espolón de los Franceses». A nuestra izquierda divisamos la pequeña ermita de la Virgen de las Nieves.

Y por fin el Refugio de Áliva ( antiguamente Parador Nacional) donde aprovechamos para descansar, comer, sacar unas fotos y tomarnos cómo no una buena taza de té!.
El camino de vuelta decidimos hacerlo bajando hasta la ermita de las Nieves , (aunque se emplea algo mas de tiempo) puesto que en la morrena soplaba un fuerte y frío viento que era bastante incómodo para progresar.  Una vez pasado este tramo volvemos a enlazar con la pista principal y el camino ya es el mismo que al principio hasta llegar a Sotres.

En resumen…un día mágnifico y en buena compañía, una actividad  fácil y al alcance de cualquier persona que le guste disfrutar de la nieve y el deporte en la montaña.

Aliva - Ermita de la Virgen de las Nieves