Photobucket

El pasado 8 de julio, uno de los coordinadores e instructor de la Escuela Asturiana de Surf, inauguraba la seccin «La Tumbona» en el suplemento «La Escalerona» que se edita en el diario La Nueva Espaa, con una curiosa entrevista. Os dejamos a continuacin con la misma.

Hugo Surez es «playu» por los cuatro costados. Sagitario nacido en Gijn en 1974, es el mayor de tres hermanos. Adems de estar licenciado en Educacin Fsica, lleva unos cuantos aos dirigiendo la Escuela Asturiana de Surf y la Surfrider Foundation Asturias. Las tablas son su gran pasin junto con la montaa. Es el primer gijons que se sienta en la tumbona de playa de «La Escalerona» sta.

– Y eso de la Fundacin, que es?

Ye pa que los chavales aprendan a educarse en los valores medioambientales.

– Bah! Ya me quit la ilusin, pens que era algo relacionado con el cuerpo, el pelo quemado por el salitre…..

Mujer, hay que ser un poco mas limpio, mas reciclable.

– En qu se recilcara un surfero como usted?

Yo, en cabracho, el pez mas «ricu».

– Ese pez es feo y usted, precisamente, no apunta por ah.

Feo o guapo, como sabe….!

– Ya, eso s …. En fin, no nos despistemos. Es usted equilibrado?

Que v!

– Me esta destrozando la entrevista; se me ha caido el mito.

No lo tome por la tremenda, piense que soy muy «llargu».

– Ahhhhhhhhhhhhhhh!

Custame mucho bajar el centro de equilibrio.

– No si …. ya me dijeron a m que los surferos tenan el centro de equiulibrio siempre bien alto.

Eso

– Y usted es de los de las chanclas?

Mas que de chanclas soy de chancletes.

– Aclrelo.

Ye igual que comparar los cabrachos con los boquerones.

– Vale! Cuente como fu su primera vez.

Se refiere a la primera vez que cog olas.

– Exactamente

jNo hay secreto. En el ao 1988, mis padres me trajeron una tabla de Estepona. Ah empez todo.

– Qu momento es el mejor para coger olas?

Cuando estas solo. Es una aficin muy egoista.

– Y ese egoismo suyo, es por deporte o por naturaleza?

Por vicio.

– Bueno, dicen que los surfistas ligan mucho…..

Pues yo debo de jugar al balonmano.

– Y yo voy y me lo creo.

(Se re). No hay mejor cosa que tocar las pelotas.

– Cuantas veces se visti con traje y corbata?

Dos o tres, ye muy aparatoso para m.

– Pero para qu es aparatoso, para ponrsela o para quitrsela?

Para lo primero, lo segundo es ms fcil, va sobre la marcha.

– Me consta que ya se vio las caras con un tiburn. Se tropez alguna vez con una sirena?

En tres ocasiones. En la primera me engalo la vista, la segunda result un boquern.

– Es lo que tiene la miopa.

No quiere saber cual fu la tercera ocasin?

– Claro!

Resulto ser una chavaluca que se contorsionaba en la tabla. Lo suyo slo fu una pose acutica, una decepcin.