Barack Obama abord anoche finalmente (hora de Washington) el vertido de petrleo en el golfo de Mxicola gran crisis poltica en la que se ha convertido y se ha puesto cara a cara frente a la nacin desde el Despacho Oval, como en las ms clebres ocasiones, para asegurarle que los daos causados sern reparados , que las vctimas sern compensadas y que Estados Unidos debe aprovechar esta leccin para disear una nueva estrategia energtica. como

La mxima de esta Administracin ha sido siempre, por consejo del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel, la de no perder ocasin de convertir una crisis en una oportunidad. Se aprovech la crisis econmica para lanzar las reformas sanitaria y financiera. Se quiere aprovechar ahora la marea negra para acelerar la reforma de la energa. «Esta es la hora de asumir una poltica de energas limpias. No podemos esperar ms para poner fin a la adiccin al petrleo», dijo Obama.

Para cumplir ese objetivo, el presidente tiene que recuperar antes al menos parte del crdito perdido desde el accidente de la plataforma de BP. Para eso recurri a la inusual comparecencia nocturna.

Los discursos desde el Despacho Oval (lee aqu el texto ntegro, en ingls) tienen, hasta en su puesta en escena, un dramatismo especial. El hombre que dirige los destinos del pas se sita, desde la soledad de su escritorio de trabajo, frente a la cmara por la que se asoman millones de compatriotas en busca de orientacin. La mayor parte de los presidentes utilizan ese mtodo en momento de particular gravedad. George Bush habl desde el Despacho Oval tras los atentados del 11-S. John Kennedy lo hizo en medio de la crisis de los misiles de 1962. Ronald Reagan, tras el accidente del Challenger. Richard Nixon anunci desde el Despacho Oval su dimisin por el escndalo del Watergate.

En opinin de Obama, esta es la primera vez en su ao y medio de ejercicio en que se enfrenta a una crisis que merece un tratamiento similar. Su presidencia est, ciertamente, en suspenso mientras no se le encuentre una solucin al vertido; toda su gestin puede verse comprometida si no consigue salir airosamente de esta catstrofe.

Obama tiene medios limitados para lograrlo. Tecnolgicamente est en manos de los ingenieros de BP , los nicos que disponen de los sistemas para reparar la ruptura de su plataforma. Polticamente, sin embargo, el presidente pretende poner en marcha medidas para recuperar la iniciativa.

Obama ha defendido el desarrollo de energas alternativas que reduzcan la fuerte dependencia que EE UU, el mayor importador del mundo, tiene del petrleo. La razn ltima del accidente de BP es esa adiccin. Es la demanda creciente de combustible la que obliga a incrementar las explotaciones y llevar las prospecciones a reservas ms profundas y ms arriesgadas.

Ese es el marco en que se explica este desastre y la solucin ltima al problema. Pero antes, Obama se ha visto tambin impelido a ofrecer respuesta a los problemas inmediatos de los pescadores, los hosteleros y toda la poblacin de los Estados del golfo de Mxico que se han visto afectados econmicamente por el vertido. Para ello, exigi a BP la creacin de un fondo de compensacin administrado de forma independiente, sin participacin de la empresa, y de una cuanta suficiente como para responder a las reclamaciones ms evidentes.

Horas antes de su discurso, en un nuevo recorrido por las playas que esperan la llegada de la mancha de petrleo, Obama prometi que todas esas costas quedarn mejor de lo que estaban antes del accidente. Ser una prueba de su credibilidad. Bush prometi lo mismo despus del Katrina y nadie le crey. Creern esta vez los norteamericanos a Obama? Las seales actuales no son muy optimistas. EE UU eligi un presidente cerebral, desapasionado, fro y ahora quiere a un presidente teatral, clido, visiblemente afectado por el dolor ajeno. EE UU eligi un presidente que inspiraba a una nacin y ofreca profundas transformaciones y ahora reclama esa inspiracin y esa audacia. La respuesta est en manos de Obama.

Noticias relacionadas:
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2466
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2429
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2408
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2396
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2385
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2320
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2326
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2313
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2309
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2225
http://www.escuelaasturianadesurf.com/?p=2171

Fuente y foto: El Pais