San_Lorenzo_anocheciendo

Un estudio firmado el pasado 19 de enero por investigadores de la Universidad de Cantabria, ms en concreto de su Instituto de Hidrulica Ambiental, sostiene que San Lorenzo sufrir retrocesos de hasta doce metros de playa a la altura de la escalera doce, y avances de hasta cuatro metros junto a la escalera dos, si no se realiza un aporte de unos 60.000 metros cbicos de arena para corregir esa tendencia.

En el citado documento, que forma parte del material recabado por la Autoridad Portuaria de Gijn dentro de los proyectos de regeneracin de San Lorenzo, exigidos por la obra de ampliacin de El Musel, se plantea realizar ese aporte en aquellas zonas donde se ha detectado un dficit de arena y piensan hacerlo con arenas de un grosor de 0,4 milmetros.

A juicio de los investigadores, esa arena tender a concentrarse en la zona superior de la playa, hasta alcanzar en el tramo situado al oeste de San Lorenzo una anchura de 29 metros; de 37 metros en el centro de la playa y de 41 metros en la parte prximo al Piles. La altura sobre el actual nivel del arenal, con el citado vertido de 60.000 metros cbicos, sera de un metro.

Estos datos fueron dados a conocer ayer por Marcelino Laruelo Roa, el gijons que ha presentado una denuncia en la fiscala por los dragados de la baha gijonesa, una extraccin de unos 24 millones de metros cbicos de arena para los rellenos de la ampliacin de El Musel. Laruelo Roa ha tenido acceso a la documentacin portuaria sobre los proyectos para la regeneracin de San Lorenzo.

El estudio de impacto ambiental del superpuerto prev la extraccin de unos 200.000 metros cbicos de arena para regenerar el principal arenal gijons, pero es una alternativa que no convence a todo el mundo. La alcaldesa, Paz Fernndez Felgueroso, ha pedido prudencia y que se estudien bien y a fondo todas las posibilidades antes de proceder a un gran aporte de arena. No ha descartado incluso que se hagan vertidos con cantidades ms pequeas para ver los resultados. Laruelo Roa critic ayer, por su parte, las agresiones sin parangn que, en su opinin, sufre la baha gijonesa.

Foto: Pepix2007
Fuente: LNE