Entre leyendas y campeones del mundo de bodyboard este año, en El Confital, se ha colado una niña de 11 años: Alexandra Rinder, que llega desde Adeje (Tenerife) para competir en la última prueba del circuito IBA World Tour.

Estudiante de Sexto de Primaria, sus inicios en el mundo del bugui los marcó la afición de su hermano mayor por el surf. «Recuerdo que siendo muy pequeña iba a la playa con mis padres y como mi hermano cogí­a olas, pues aprendí­ con él», afirma la joven rider.

Con Kira Llewellyn y Lilly Pollard como sus referentes a la hora de coger olas, Alexandra Rinder se presenta en El Confital con «la ilusión de pasar una dos rondas», aunque admite que «será muy difí­cil porque hay mucho nivel» entre las participantes inscritas en la prueba grancanaria.

Elige La Caleta y Alcalá (ambas en Tenerife) como sus olas favoritas porque «en la primera aprendí­ a surfear y en la segunda están las más grandes». De momento, tiene claro que el bodyboard es «una afición y, aunque quiero seguir compitiendo, los estudios son lo realmente importante».

Antes de que comiencen las eliminatorias finales en El Confital, Alexandre Rinder elige como favoritos, para ganar el Mundial, a Eunate Aguirre (en categorí­a femenina) y a Ben Player (hombres).

Con 11 años, es la primera vez que compite en la playa grancanaria

Alexandra Rinder, una niña entre leyendas del bodyboard

* Natural de Adeje, se aficionó al surf tras seguir los pasos de su
hermano mayor

* Llega a El Confital con la ilusión de superar «una o dos rondas» de
la competición

* Elige a Eunate Aguirre como la favorita para ganar el Mundial

foto1_alexandra_rinder_091202